¿Qué es un DLP y para qué sirve?




Hoy en día, las empresas tienen más clara la necesidad de proteger su información por tratarse de uno de sus activos más valiosos.

Además de que la mayoría de los datos se encuentran en formato digital, siendo más accesibles a través de aplicaciones y plataformas tecnológicas, lo cual los hace más vulnerables al robo o pérdida.

No es de extrañarse que más del 50% de los incidentes de fuga de datos son provocados internamente por empleados y terceros vinculados a la organización.

  • ¿Qué hacen nuestros colaboradores con la información confidencial mientras trabajan? 
  • ¿La copian hacia repositorios personales?
  • ¿La envían a cuentas de correo ajenas a la organización?
  • ¿La comparten por servicios de mensajería instantánea como WhatsApp? 
  • ¿La guardan en dispositivos USB?

Son diversos los escenarios que podrían poner en riesgo no solo la confidencialidad de los datos de nuestro negocio y nuestros clientes, si no que también representan una amenaza para la reputación de nuestra organización. 

¿Qué es un DLP?

Las herramientas tecnológicas conocidas como DLP o Data Loss Prevention, son ideales para ayudarte a proteger la información relevante de la empresa, por lo que conocer las opciones que ofrece el mercado podrá ayudarte a definir el más adecuado, siempre enfocándote en el negocio como siempre lo decimos.

También, dependiendo de la herramienta, podrás detectar comportamientos sospechosos en los usuarios y actuar a tiempo contra un posible Insider o Amenaza Interna, evitando que la organización sufra de algún incidente de seguridad que pueda provocar un impacto negativo.


¿Cómo funciona un DLP?

Un DLP, como lo hemos comentado también en otros artículos, es una herramienta útil para implementar controles para proteger la información y detectar cuando los usuarios que tienen acceso a ella están realizando actividades inadecuadas o riesgosas.

Estas herramientas se apoyan de inteligencia artificial y Machine Learning permitiéndoles aprender sobre el tratamiento de los datos, incluyendo la interacción del usuario con la información, lo cual ayuda a incrementar su efectividad y así ayudar a evitar una fuga de información. 

Estas herramientas tecnológicas ayudan a prevenir que los datos confidenciales sean robados, proporcionando una capacidad de detección y supervisión de la información.

¿Qué tipos de DLP existen?

Existen distintos tipos de DLP que pueden estar orientados a objetivos muy específicos, pero compartiendo el mismo fin, que es prevenir la pérdida de datos, dentro de estos podemos encontrar:

  • Network DLP. Puede encontrarse en software o hardware y se conecta a la red corporativa para monitorizar los datos que son procesados a través de la red, principalmente ayuda a detectar la información que se mueve en la red e intenta salir.

  • Endpoint DLP. Esta solución, se instala en los equipos para supervisar e impedir la salida de información confidencial por los medios más comunes como: dispositivos externos, mensajería instantánea, impresoras digitales o locales, email, repositorios en la nube.

El principal objetivo de un DLP es evitar fugas de datos o información, actuando de forma preventiva y alertando incluso al propio usuario para que sea consciente de la acción que esta realizando cuando infringiendo las políticas de seguridad de la empresa.

La fuga de información es una de las tendencias más importantes en ciberseguridad y con la ayuda de un DLP, puedes disminuir considerablemente el riesgo asociado a un mal tratamiento de los datos y malas prácticas de seguridad.

La protección de la información ayudará a mantener saludable la reputación de una empresa y la tranquilidad de sus clientes de saber que sus datos se encuentran seguros y respaldados.

¡Si estás en búsqueda de una solución DLP, en el link de abajo te compartimos una opción!

https://easysec.live/safetica-dlp/



También te invitamos a escuchar el episodio de nuestro Podcast donde hablamos sobre el peligro de las Amenazas Internas o Insiders.





Publicar un comentario

0 Comentarios