La importancia del antimalware


El número de amenazas y riesgos que existen en internet incrementa día a día y la facilidad con la que pueden distribuirse o instalarse en tus dispositivos es solo a la distancia de un clic, y más si no cuentas con una protección en tus equipos, por lo menos básica como el antimalware. 

En el mercado existen dos tipos de soluciones, las empresariales y las hogareñas que puedes adquirir fácilmente, pero la diferencia entre versiones es el enfoque como su mismo nombre lo dice. 

Antimalware para empresas


El antimalware empresarial podrá ayudarte a centralizar la administración de los dispositivos desde un solo punto, pudiendo generar políticas, enviar actualizaciones, instalaciones, y principalmente, tener la visibilidad de lo que sucede en los equipos y el estado en el que se encuentran.

Esta visibilidad, asociada a un monitoreo correcto, te ayudará a detectar comportamientos sospechosos a tiempo, probables infecciones de malware o la oportunidad de aislar un equipo cuando llegue a tener un incidente, disminuyendo el riesgo de que se propague al resto de tu infraestructura.

Adicionalmente, las soluciones empresariales, comúnmente cuentan con una versión hecha completamente para servidores, ayudándote a centralizar la administración desde la misma consola.

Muchas organizaciones aún no han comprendido la importancia y lo básico que es el instalar una solución antimalware empresarial en sus equipos, por lo que siguen haciendo uso de software antivirus crackeado o bien, versiones gratuitas

La desventaja de utilizar ese tipo de opciones es que no son suficientes para realizar la protección adecuada de los equipos en una empresa, pues no cuentan con las funcionalidades necesarias de seguridad, y si tienen crack, no sabes en realidad todo lo que podría estar fugándose y los permisos que le diste a esa aplicación sobre tus dispositivos.

¿Qué hace el antimalware?


El antimalware te ayudará a disminuir el riesgo de sufrir incidentes asociados a código malicioso y fuga de información, algunos de ellos son:

  • Ransomware. A través de módulos anti-ransomware podrás detectar comportamientos asociados a éste y detenerlo.
  • Robo de datos. Detectando comportamientos sospechosos en los dispositivos, malware que esté intentando fugar tu información o comunicarse con alguna Botnet.
  • Diversos tipos de malware. Detectando los distintos tipos de malware ya conocidos y listados en sus bases de datos.
  • Phishing. Bloquear páginas falsas o ya listadas como maliciosas por los fabricantes de seguridad.
  • Control de dispositivos externos. La mayoría de las marcas ofrecen opciones para bloquear dispositivos que se conectan de forma externa a los equipos y así prevenir el robo de información o infecciones de malware.

Principalmente, el antimalware te ayudará a prevenir, detectar y eliminar los software malicioso de tus dispositivos. 

Al contar con este tipo de protección tendrás la tranquilidad de que tus colaboradores tendrán menos riesgos al navegar por internet, y reducir la posibilidad de perder tiempo y dinero por causa de una infección de malware o un ataque provocado por algún ciberdelincuente.

El malware y los ataques evolucionan, y se vuelven más sofisticados y precisos conforme pasa el tiempo ya que los ciberdelincuentes hacen uso de las tecnologías más avanzadas. 

Si tú aún no cuentas con una solución empresarial en tu organización, deberías de estar pensando en adquirirla lo antes posible, para así saber lo que sucede en los equipos. ¡Probablemente tengan infecciones y te estén haciendo perder dinero!

También podría interesarte ☑️ ¡5 tips que te ayudarán a encontrar el antimalware que buscas!



Publicar un comentario

0 Comentarios